Home

Freddy Melo.

Por años el deteriorado puente Obrero que cruza el río Rímac fue sinónimo de contaminación y peligro para los miles de Cantuteños que circulan sobre él, sin embargo el panorama es distinto desde que el viernes 10 de agosto se culminaron los trabajos de recuperación y remodelación del renombrado puente La Cantuta.

El rediseño y resguardo del puente La Cantuta, además beneficia a cerca de 20 mil pobladores de las zonas de Villa del sol, El Rímac, Santo Domingo y Pedregal Bajo, quienes ahora circulan sin peligro por esta zona, incluso de noche y de madrugada. Los delincuentes aprovechaban la poca iluminación de la noche para cometer los atracos.

Cerca de este puente que es el principal paso peatonal hacia la Universidad Enrique Guzmán y Valle, además se ha instalado una caseta de serenazgo. Los ocho serenos que ahora resguardan el puente y sus alrededores tienen como objetivo detener la creciente tasa de reportes de asaltos cometidas principalmente a universitarios y que a fines del 2010 produjo la muerte del estudiante Alex Palla Condori.

Yo estudió hasta las ocho en la universidad y era un peligro pasar por aquí (puente La Cantuta) pero ahora no solo esta resguardado sino también muy iluminado y bonito por las áreas verdes”, comentó aliviado José Huillca, estudiante de Lenguaje y Literatura en La Cantuta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s