Home

Por Marco Peña

Desde la entrada de la puerta principal se siente el olor fresco del pescado. Carretilleros y taxistas estacionados a la espera de los comerciantes minoristas. Adentro son casi 80 camiones estacionados lado a lado para la descarga de la mercadería. Javas de distintos tamaños apilados. Estibadores y jaladores en plena labor. Y los revendedores, ellos que tienen el contacto con los minoristas son los más numerosos. También los fileteadores. Hay tres secciones: la zona de área de comercio y la zona de mariscos y moluscos, la segunda la línea blanca donde se encuentran los pescado de mayor costo.

En el Mercado Mayorista Pesquero existen tres tipos de públicos: Los minoristas que llegan a las 4 a 5 de la mañana. Los dueños de grandes restaurantes de la capital llegan a las 7 a 8 am y el público doméstico llega a partir de las 9 am. Este mercado es una empresa privada y alquila espacio para la comercialización de pescados y mariscos.

“Caserita, lleve su bonito a sólo 4 soles el kilo”, la señora que no quiso dar su nombre, es una revendedora y llega a las 3 de la mañana para comprar a los camioneros. “Mira el chiri te dejo a s/4.00 el kilo”. Ella los compra a s/3.50, gana s/0.50 céntimos. O sino por java. “Tengo el lomo negro a s/5.00, el lengüeta a s/3.00”. Sus javas están en el suelo, el hielo cubre a los pescados. Mientras ella come su pan con palta junto con su emoliente. “Anímese joven, aquí tengo barrilete a S/4.00, los de allá están a S/7.00, estos son los verdaderos”. “Ah, el jurel a s/2.50 el kilo”.

En la sección de mariscos es un mundo acuático. Es una pelea entre las manos y los moluscos. Cangrejos a tan sólo s/3.00 la docena. Conchitas, almeja, langostino choro y demás son las especies que se venden. El choro a s/1.50 la docena, la concha a s/4.00 y s/5.00 la docena. Todos los vendedores utilizan botas y mandiles de color celeste. No paran de moverse como los cangrejos. Están atentos a los clientes que van llegando. “Para que quiere, para restaurante o para casa, le doy una oferta”. Son las frases más comunes en el MMP.

No existen días de descanso. Todos los camiones llegan de distintas partes del Perú. Del norte mayormente (Tumbes, Chimbote). Y de la selva peruana (Satipo, San Martín). De los ríos y lagunas. Pasan por la zona de balanza y pagan por el ingreso. Se registra el lugar de procedencia. La tonelada se cobra s/23.00 y son 250 a 280 toneladas diarias. O sea s/5750 por camión. Un camión se puede quedar por más de dos días, pero tiene que pagar s/25.00 más. El ingreso de camiones es de las 12 pm hasta las 4:00 am. Los minoristas vienen de Independencia, Los Olivos, Comas, y una parte de Cercado de Lima. “Aquí los trabajadores están formalizados en asociaciones, por ejemplo están los fileteadores, los abastos, los estibadores, los carretilleros, los de mariscos, etc.”, asegura Francisco Corilloclla Valladolid, ingeniero de Control de Calidad de MMP.

Alrededor de 280 toneladas diarias abastecen mercados minoristas de Independencia, San Martín, Los Olivos, Comas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s