Home

Por Marco Peña

¡50 años de trayectoria periodística cumple el profesor Maynor Freyre! Eran las palabras de algunos de mis compañeros sorprendidos ante tal noticia. Un día antes se había comunicado a los alumnos de cuarto año de Periodismo de Ciencias de la Comunicación que la tan aclamada revista “Tinta Roja”, elaborada con tanto esfuerzo por semanas, llegaría el mismo día en que se le iba a rendir un merecido homenaje al profesor docente universitario, periodista, escritor y poeta  Maynor Alberto Freyre Bustamante.  Y se tenía que repartir las revistas dentro de la universidad lo más pronto posible.

Aquel día, exactamente el jueves 4 de octubre, la Escuela y el Departamento Académico de Ciencias de la Comunicación organizaron una mesa redonda  por el día del periodista – aunque ya había pasado el día- y aprovecharon para homenajear a Maynor Freyre con todas las de la ley. El coloquio estaba planeado en la sala de Ramos Alva, pero por razones que desconocemos re realizó en el ambiente de taller de audiovisuales. Todo iba quedando listo. Los invitados iban llegando. El periodista Enrique Rodríguez  ya estaba sentado en la mesa de honor; el profesor Ramos de la Flor conversaba con su colega Juan Carlos Luján, docente de la Universidad de Lima. Mientras por otro ambiente los alumnos repartían las revistas a sus demás compañeros villarrealinos.

¡Cuántos tienes ahí! ¡Tienes que tener 20 ejemplares! Apresurados y con las revistas en mano obsequiaban a los que caminaban, a los profesores, a los vigilantes; a todos. Entró una llamada a mi celular: ¡Marco, en la plaza Dos de Mayo se están concentrando padres de familia para protestar en contra de los maestros de Sutep, tienes que cubrirlo! No supe que hacer, tenía que cumplir con la comisión. Repartí lo que me encargaron y salí de la universidad corriendo junto con mis dos compañeros: Carlos y Michael. Eran las 10:20am. Y aún se estaban juntando los padres.

En el local de audiovisuales los alumnos de otros años de Comunicación llegaban para ocupar el mejor lugar. Se notaba al profesor Maynor un nerviosismo extraño y curioso, quizás por la emoción de cumplir tantos años en esta profesión. Aunque quiero recordar una frase de alguien –no sé quién- dijo que el periodismo no es una carrera es “una forma de vivir”; será por eso que el escritor Freyre así también lo pensó. Los demás profesores universitarios y jefes de práctica también se hicieron presentes, incluso de otras áreas.

“Estamos cansados de que nuestros hijos no vayan al colegio, tienen todo el derecho de reclamar, pero tienen que comprender también que no se puede perder más clases”, eran las palabras de Carlos Alberto Huamaní, un padre de familia que lo encontré en la plaza Dos de Mayo. Era mi única fuente porque ya no tenía más tiempo. Grabé unas cuantas imágenes más. Pedí algunos datos más y regresé lo más pronto posible para no perderme el homenaje.

Al llegar, ya había empezado la ceremonia. Junto a otros compañeros ingresamos sin tratar de distraer a la audiencia. Cerca de 60 alumnos escuchaban atentos la exposición de Juan Carlos Luján, quien hablaba acerca de cómo el periodismo estaba evolucionando y que ahora un periodista debe conocer las nuevas herramientas digitales. Los flashes se disparaban sin parar. Las miradas se cruzaban entre los futuros profesionales y ellos; sí, los que estaban sentados al frente de nosotros; ellos que sabían de su oficio; ellos que vivieron del periodismo; ellos que eran los encargados de transmitirnos sus experiencias.

En el centro de la mesa de honor se ubicaba el maestro Maynor, nuestro profesor, me sentí muy orgulloso de él. Lo veía y podía percibir que en su mirada, en sus lentes gastados; en su cabello blanco, que había algo de nostalgia en su corazón por tantos recuerdos vividos en su amplia experiencia periodística. Su porte de caballero de antaño, de reportero, que alguna vez entrevistó a Gabriel García Marquez y a tantos literatos. Y me pegunté ¿Tenemos a un gran periodista que lo dio todo? ¿Tenemos a un reportero que se hizo en la calle? ¿Tenemos a un escritor muy reconocido? Él merece esto y más.

Tomó la palabra con algo de nerviosismo. Empezó hablando de la historia del periodismo. También se refirió a los diarios de Lima en siglo pasado. Pero lo más histórico fue cuando cogió la revista “Tinta Roja” y con mucho orgullo habló de sus alumnos, sí; de nosotros. Nos hizo sentir como grandes periodistas.

“Algunos colegas me han dicho: ¡Oye Maynor, pero tú ya no haces periodismo! –el responde- ¡Cómo que no hago periodismo, un momentito!(cogío la revista), yo hago periodismo a través de mis alumnos. Esta revista que todos ustedes tienen en la mano demuestra la calidad de estos jóvenes que no solamente escriben sino que también diagraman y financian su revista”, eran las palabras del profesor quien se notaba muy contento.

Antes de terminar su discurso agradeció a todos los presentes por el homenaje. El profesor Víctor Arbaiza Huaranga elogió su gran trayectoria periodística. El aplauso del público no se hizo esperar por parte de la audiencia. El docente Ramos de la Flor, también reconoció su labor otorgándole un recordatorio de honor a nombre de la Escuela de Comunicación.

Más tarde llegaron las fotos con sus ex alumnos y los alumnos del Taller I. Luego brindaron para cerrar con broche de oro por sus 50 años en el oficio. Cuando me fui, pensé en que si alguna vez yo llegaría a los años que tiene el profesor Maynor y si es así entonces brindaré por él y por el periodismo.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s